divendres, 11 gener de 2013

Us recomano... La democracia del conocimiento


La democracia del conocimiento.
Por una sociedad inteligente.
Daniel Innerarity. Paidós, Colección Estado y Sociedad. Barcelona, 1ª edición, 2011.

Daniel Innerarity es catedrático de filosofía social y política e investigador “Ikerbasque” en la Universidad del País Vasco (UEH-UPV). Actualmente dirige el Instituto de Gobernanza Democrática con sede en San Sebastián.

Según él mismo afirma, los problemas a los que se enfrenta actualmente la humanidad requieren una gran movilización de conocimiento. Si queremos resolver esos problemas, hemos de ser capaces de generar una gran cantidad de conocimiento, lo cual requiere formas de organización y cooperación para las que todavía no estamos suficientemente preparados. Según el autor, el título responde a la defensa de una extensión de la democracia del conocimiento en un doble sentido: 1) Las cuestiones que se dilucidan en el ámbito de la ciencia son también asuntos de ciudadanía; y 2) Los principales problemas de una democracia son menos problemas de voluntad política que fallos cognoscitivos que hemos de resolver con un mejor conocimiento de las complejas realidades que gobernamos.

Para Innerarity, nuestro gran desafío consiste en construir una sociedad inteligente. Este es el sentido último, la mayor ambición que anima toda política del conocimiento, de la ciencia y de la innovación. Pero una sociedad inteligente no es una sociedad en la que las personas son inteligentes sino una sociedad cuyas reglas, normas, procesos y procedimientos son inteligentes. La complejidad de nuestras sociedades, la densidad de las interacciones, las interdependencias o la vulnerabilidad compartida, todo ello hace que cada vez sea más importante que nuestro modo de organizarnos sea inteligente.

Algunas frases interesantes del libro:

“La sociedad del conocimiento se define por la institucionalización de mecanismos reflexivos en todos los ámbitos funcionales específicos, que se convierten en instrumentos de aprendizaje de la sociedad”

“El sistema científico ya no está en condiciones de controlar la producción y la aplicación del saber especializado que se produce en otros contextos (…) Esta es la razón por la que la universidad, incrementando incluso su importancia en una sociedad del conocimiento, ha perdido su posición de monopolio como institución central en lo que se refiere a la producción del saber; compiten con ella otras instituciones que producen conocimiento y que se caracterizan por una relación más inmediata con la praxis”

“Lo que hace la ciencia es transformar la ignorancia en incertidumbre e inseguridad (…) La ciencia no está en condiciones de liberar a la política de la responsabilidad de tener que decidir bajo condiciones de inseguridad”

“Hoy nos encontramos precisamente ante un agotamiento de la jerarquía como principio ordenador de las sociedades. Los sistemas más complejos no pueden ser gobernados desde el vértice jerárquico, lo que supondría una simplificación que no se corresponde con la riqueza, la iniciativa y la pericia de sus elementos (…) Un mundo reticular exige una gobernanza relacional (…) La nueva gobernanza apunta a una forma de coordinación entre los agentes políticos y sociales caracterizada por la regulación, la cooperación y la horizontalidad” 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada